Atlántida del siglo XXI

Tuvo que suceder así. El agua se la tragó toda por completo.

El café borboteaba y sobre los fuegos se habían resecado las primeras gotas que habían caído. Quitó la cafetera de su fuente de calor y, quemándose de nuevo los dedos, lo distribuyó en dos pequeñas tacitas. Luego las trasladó a la mesa del salón. Su compañera aún estaba vistiéndose.

Tuvo que oírse primero una gran explosión, pero no una de las que solían quedarse suspendidas en el aire de invierno y a las que ya nadie hacía caso, sino una muy fuerte, que despertase a los niños de sus camas. Luego se habrían girado todos hacia las ventanas, las puertas, los retrovisores: cualquier visión valía para entender si el rugido de Iddu había superado algún límite. Resultaría que no podían ver nada porque el humo negro se habría adelantado y estaría oscureciendo las paredes de las calles y los bancos de las plazas. Se estaría pegando a todo lo vivo que aún quedase, pero sólo por poco tiempo, porque después del humo habrían llegado las cenizas y tras ellas la lava. Carne viva avanzando sigilosamente.

Pero no pudo ser sólo eso: otras erupciones habían dejado mitad de la isla desnuda, siglos atrás.

Algo pasó en ese instante que hizo que, de la fuerza del volcán por el que salió toda aquella lava incandescente, se colase tanto magma interior, que los árboles de otros montes lejanos se convirtiesen en chamusquina mientras la voz de alarma no daba ninguna señal.

Serían unos pocos, quizás, los que habrían llegado a la costa a tiempo de coger los botes que se sumergirían minutos más tarde junto con el resto de la isla hasta el fondo del mar. No había quedado nada. Una Atlántida del siglo XXI. Un terremoto mediático de magnitud universal. Ciudades sumergidas durante días a causa del maremoto que sucedió a la eclosión.

Pero tuvo que ser algo breve.

Sorbió la última gota y el amargor se le deshizo en la lengua. Su compañera iba a beberse el café frío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s