Desde el metro

El maquinista Un vagón es ocupado por un grupo de terroristas que no deja salir a nadie, ni entrar. En cada nueva estación van subiendo terroristas en el vagón contiguo al que ya está ocupado, hasta tenerlo todo bajo control. ¿Cuánto tiempo tarda el maquinista en darse cuenta de que conduce el metro del terror?

Una pregunta Sostiene la puerta, acompasamos la subida de las escaleras del metro, luego se adelanta, luego le paso yo, y de repente me dice: «¿Te puedo invitar a un café?». Y no le digo que no, porque somos dos desconocidos, ni le digo que tengo prisa, porque empiezo a trabajar, ni le miro mal, por la incomodidad; simplemente le pregunto: «¿Por?»

Una virtud Venía a verla todos los días desde las afueras con su bicicleta metida en el metro. Ella bajaba del despacho con sus mocasines, la chaqueta a juego con el pantalón y las gafas ajustadas sobre el puente de la nariz, y se daban un beso. Él no tenía estudios, ni trabajo, y ni siquiera compartían aficiones. Pero se lo comía muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s